Comenzó la acumulación de horas frío: un factor fundamental para la toma de decisiones

Smartcherry Admin
Smartcherry Admin
Smartcherry Admin
Smartcherry Admin

Comenzó la acumulación de horas frío: un factor fundamental para la toma de decisiones


Cada variedad de cerezos requiere diferente cantidad de acumulación de horas frío, las que ayudan a la planta a disponibilizar las reservas que ésta guardó durante la postcosecha.


Desde el 1 de mayo y hasta el 31 de julio las plantas de cerezas acumulan horas frío, un factor de suma relevancia en el ciclo reproductivo de los árboles de hoja caduca, en especial de los cerezos. Y es que dicha acumulación está directamente relacionada con el uso de las reservas que los árboles tienen para dar inicio a la siguiente temporada, en pro del objetivo productivo de lograr su potencial en términos de cantidad, calidad y condición de fruta.


Para una correcta acumulación de horas frío las plantas de cerezos deben haber iniciado su etapa de dormancia fisiológica marcada por la caída del 50 por ciento de sus hojas (hoja amarilla=hoja caída); esto ocurrir idealmente al finalizar el mes de abril o inicios de mayo, que es cuando se empiezan a contabilizar las horas frío acumuladas. Si no se da dicha condición de manera natural, hay que recurrir a ciertas estrategias para acelerar dicho proceso y que fueron explicadas en detalle en artículos anteriores.


Cabe recordar que cada variedad tiene un requerimiento de horas frío diferente y acorde a sus necesidades, en base al modelo clásico de acumulación de horas de frío, es decir bajo 7,2ºC.

Durante el año pasado, la acumulación de horas frío estuvo al límite. Las precipitaciones invernales en la zona central, que claramente son útiles para los cultivos, terminaron por desacelerar dicha acumulación. En muchas zonas este factor estuvo bajo las 250 o 240 horas de frío acumuladas en junio, mes coincidente con la parte central de la dormancia, o endodormancia, etapa donde se produce la mayor acumulación de horas frío.

Coincidentemente en años en que el potencial productivo ha sido alto, se ha cumplido con al menos 250 horas frío entre el 1 y el 30 de junio.

¿Por qué son importantes las horas frío?


El frío invernal ayuda a la planta a disponibilizar las reservas que acumuló durante la postcosecha, es decir durante parte de diciembre y los meses de enero y febrero. Es relevante tomar este factor y hacerlo partícipe de la toma de decisiones y no sólo de aplicaciones de rompedores de dormancia, ya sea con diferentes objetivos tales como homogeneizar o adelantar, sino también se debe considerar, por ejemplo, para podas de renovación y regulación de carga, ya que el frío es un indicador, si bien no el único, pero sí importante, de la fertilidad y producción de cada año. El frío llega a la planta como una ayuda ecológica para que la planta para que sus órganos reproductivos y vegetativos ocupen dichas reservas y se desarrollen en términos óptimos.

Surge entonces la interrogante respecto de si las aplicaciones de rompedores de dormancia son efectivas o si hay que usarlas obligatoriamente y la respuesta es: “depende”. Claro, pues dicha decisión va estar definida por la zona, la variedad, el portainjerto, el estado de fertilidad y, por supuesto, el objetivo que se persiga, ya sea adelantar floración y cosecha, parcializar cosecha, descomprimir si hay una gran superficie de la misma variedad, sincronizar floración en variedades que necesitan ser polinizadas por otras, homogenizar estados fenológicos, considerando que este último objetivo se rige en función de los rompedores de dormancia alternativos a cianamida hidrogenada, por lo tanto son muchas las consideraciones serán tratadas en detalle, más adelante, en un nuevo artículo.

Por ahora, lo relevante es estar atentos a la acumulación de horas frío, cuyo inicio de manera oficial de monitoreo fue el pasado 1 de mayo, periodo que se extenderá hasta el 31 de julio. Para ello, por tercer año consecutivo, Smartcherry pondrá a disposición de la industria cerecera el informe de evolución y comparativa de la acumulación de horas frío, elaborado por el equipo técnico de Avium, cuya fecha de publicación será anunciada oportunamente.

Dicho informe permitirá conocer la acumulación de horas frío y comparar con años anteriores, información fundamental para tomar decisiones en los campos, por ejemplo en la estrategia de poda o estrategia nutricional y hacer proyecciones de lo que será la siguiente temporada.

Es importante realizar este seguimiento y, no tan sólo la acumulación final al 31 de julio, sino también la acumulación mensual e incluso semanal, para tener una comparativa real con temporadas anteriores, que además pueden ser cotejadas con datos de estaciones meteorológicas propias, y así definir una correcta estrategia que permita mantener o mejorar el potencial productivo un huerto.

Compartir
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Noticias Relacionadas

Compartir
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Otras noticias