AMecological: Modelo Integral de Suelo Vivo (MISV)

AmEcological
AmEcological
AmEcological
AmEcological

AMecological: Modelo Integral de Suelo Vivo (MISV)

Herramientas claves para un manejo nutricional y una agricultura sustentable

Por: Pablo Sepúlveda, Ingeniero Agrónomo – Jefe Técnico I+D+i

¿Cómo aprovechar al máximo el programa de fertilización y el agua disponible?

Simple, manejo integral para un suelo vivo (MISV), ya que de esta forma podremos hacer un uso eficiente de los recursos disponibles y lograr el máximo potencial de nuestros cultivos. 

MEJOR SUELO Y MÁS RAÍCES = NUTRICIÓN EFICIENTE = AHORRO

La relación suelo, agua, planta debe entenderse como un sistema interrelacionado que necesita lograr el equilibrio físico, químico y biológico, para que los cultivos encuentren las condiciones óptimas para su desarrollo (nutrientes, agua, sanidad) y expresen al máximo su potencial, lo que finalmente se traduce en mayor producción, a través de huertos más equilibrados y longevos.

El MISV considera al recurso suelo como eje principal para potenciar a las plantas, a través de un sistema que mejore las condiciones de absorción de nutrientes y agua, aumentando la eficiencia de uso de fertilizantes y otros insumos.

El modelo considera las siguiente etapas:

-Diagnóstico de fertilidad del suelo y análisis nutricional del cultivo.

-Medición in situ de la condición fisicoquímica y biológica del suelo (Compactación, masa microbiana, conductividad eléctrica, pH y MO, entre otras).

-Selección de productos de alta eficacia, concentración y especificidad (Sustancias húmicas, microorganismos, biofertilizantes y fisionutrientes).

-Programa de fertilización acorde a las necesidad del cultivo (Objetivo de producción).

-Seguimiento continuo al suelo a través de telemetría y calicatas, apuntando hacia una agricultura de precisión.

La base de la agricultura es entender la relación dinámica suelo, agua y planta. Donde la base del trabajo radica en tener un suelo vivo y activo como soporte de un uso racional y eficiente de fertilizantes que permita apalancar sus altos costos y escasez. 

 

Los ejes de manejo del modelo de suelo vivo están orientados a mejoras lo siguiente:

Física:

Estanque de agua: Capacidad de retención de agua.

Fuente de nutrición: Disponibilizar nutrientes y aumentar su aprovechamiento.

-Sustrato para los cultivos: soporte.

Estructura: estabilidad de los agregados y compactación. Volumen de suelo útil.

-Mayor capacidad exploratoria (Más raíces).

-Disminuir el gasto energético de la planta.

-Macro y microporosidad: flujo de aire y agua.

-Mejor conductividad hidráulica del suelo.

 

Química:

-Aumenta la capacidad de intercambio catiónico.

-Disponibilizar macro y microelementos.

-Nutrientes y oxigenación.

-pH: optimiza la absorción de nutrientes (5,5-6,5).

-Modula la capacidad tampón del suelo.

-Potenciar la fertilidad natural del perfil

-Agua disponible.

 

Biología:

-Aumentar carbono en el suelo.

-Potenciar el microbioma.

-Biodisponibilizar nutrientes.

-Mejorar la tasa de mineralización.

-Rizogénesis: favorecer la actividad radical.

-Sustancia promotoras del crecimiento (Fitohormonas).

-Supresión de enfermedades.

 

Recomendación AMecological, porque todo comienza en el suelo: 

 

 

En AMecological conocemos el secreto de los suelos fértiles y queremos ser parte de tu éxito productivo. 

Contacta a nuestro equipo de expertos para que evaluemos tus requerimientos y trabajemos juntos por un suelo vivo y una producción sustentable.

 

Conoce más de AMecological