Cuaja y retención, parámetros clave en el retorno al productor: “La importancia de ayudar a sostener fruta”

Stoller
Stoller
Stoller
Stoller

Cuaja y retención, parámetros clave en el retorno al productor: “La importancia de ayudar a sostener fruta”

Estamos frente a uno de los inviernos más fríos y lluviosos en los últimos años, lo que sin duda traerá beneficios a la agricultura nacional, principalmente por el abastecimiento hídrico, tan requerido las últimas temporadas, pero, además, esa condición de temperaturas bajas permite una adecuada acumulación de frío, lo que traerá consigo una mejor calidad de las yemas florales, una mejor movilización de reservas y una brotación más homogénea al cumplir los requerimientos de frío de todas las yemas del árbol. Ese último aspecto es muy importante, ya que: ¿Por qué se generan brotaciones heterogéneas a salir de dormancia? Pueden existir varias razones, ya sean fisiológicas, climáticas o de manejos, pero principalmente se debe a que las yemas no se forman exactamente en el mismo momento, por lo que algunas de ellas entrarán más tarde a dormancia. Al existir un retraso en ese estado fisiológico y malas condiciones de frío, esas yemas no lograrán acumular la misma cantidad de frío que las yemas más adelantadas. Es por esto que generalmente las yemas inferiores del árbol tienden a brotar antes, ya que la masa de aire frío se mantiene por más tiempo en la zona más cercana al suelo, y por lo tanto acumulan una mayor cantidad de frío, lo que genera una mayor degradación de las hormonas gatilladas en la dormancia como Ac. Abscísico y Etileno, y por lo tanto una brotación precoz

             Pero, ¿Qué pasa en temporadas invernales como la que está ocurriendo este año? La mayor acumulación de frío generará una óptima brotación, con homogeneidad entre las yemas y en la floración. Si bien esto es positivo, si las condiciones post cosecha no fueron óptimas, o bien, existió un otoño con temperaturas más elevadas (en muchos casos del país), el árbol no habrá acumulado la energía necesaria para cuajar al mismo tiempo la gran cantidad de flores que generará de manera simultánea, por lo que su única salida al verse estresado por el exceso de floración será abortar los frutos que no hayan tenido un cuajado óptimo. ¿Qué podemos hacer para favorecer la cuaja esta temporada? Primero debemos asegurar que el tubo polínico se desarrolle de manera correcta, con el objetivo de que el polen pueda llegar al ovario y con ello generar frutos que no serán abortados, pero, además, es indispensable disminuir el estrés generado por ese exceso de flores, para que no se genere una excesiva concentración de etileno capaz de producir aún más aborto como mecanismo de autorregulación de carga. 

            Por otra parte, si las condiciones climáticas presentes en floración son inoportunas, como lluvias en plena flor, se corre el riesgo de perder de producción al no existir un movimiento del polen de forma efectiva al ovario. Adicionalmente, en presencia de altas concentraciones de Etileno los órganos reproductivos comienzan antes su senescencia, lo que disminuye aún más el periodo efectivo de polinización. Y en este año de brotación tan homogénea, las pérdidas podrían ser mayores ya que las flores presentes en el huerto tienen su período de polinización efectivo de manera, por lo que es importante apoyar esta etapa de floración con bioestimulantes y herramientas que permitan un adecuado cuajado de las flores y luego una eficaz retención de los frutos, para así partir la temporada con un saldo positivo de frutos en el huerto.  

Stoller tiene la herramienta para cumplir con estos objetivos, y consiste en un promotor del desarrollo del tubo polínico y promotor natural del desarrollo de auxinas en la planta (Flower Power®), y un producto que bloquea la síntesis de etileno, mantiene la viabilidad del óvulo por más tiempo y detiene el aborto de flores/frutos (Bio-Hold®). Ambos productos han sido diseñados considerando una mezcla de nutrientes claves en los procesos de cuaja e inhibición del etileno (Zinc, Boro, cobre, molibdeno y cobalto), además de cofactores hormonales, que complementan lo que la planta no sea capaz de producir debido a las condiciones ambientales. 

En lo relacionado a cuaja y retención de fruta, la mezcla de los productos Flower Power® y Bio-Hold® es una estrategia que se ha estado trabajando por más de cuatro temporadas con excelentes resultados en diversas zonas y especies (Nogal, Cerezo, Pera, etc.) a nivel nacional, así como también a nivel internacional.  A nivel productivo y en los ensayos hemos visto que la mezcla mejora la cuaja y aumenta la retención de fruto en comparación con auxinas sintéticas y otras alternativas, además la relación costo/beneficio es muy positiva para el productor.

Como empresa líder en el conocimiento del lenguaje de las plantas, en Stoller Chile ofrecemos soluciones adecuadas para los distintos estados fenológicos basados en nuestro profundo conocimiento fisiológico de cada especie, junto con el cumplimento de los más altos estándares de calidad en la formulación y producción de cada uno de nuestros productos. Estamos comprometidos con los productores a seguir aportando herramientas que les permitan obtener la máxima productividad por hectárea en cada uno de sus cultivos.

Figura: Crecimiento tubo polínico en flor.

Figura 2: Período de floración y fecundación en frutales.

Figura 3: Cuaja y retención en cerezos CV. Santina, región de O’higgins, Temporada 20-21.
Control Auxina Sintética 2,4 DP.

Figura 4. Retención en Nogal cv. Chandler, región de O’Higgins, temporada 20-21.
Figura 4: Retención en Nogal cv. Chandler, región de O’Higgins, temporada 20-21.

Compartir
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Noticias Relacionadas

Compartir
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp