El raleo temprano de frutos puede mejorar el calibre en cerezas

El raleo temprano de frutos puede mejorar el calibre en cerezas

Una estrategia, y probablemente la última para la regulación de carga es el raleo temprano de frutos, siendo una muy buena alternativa para mejorar el calibre y la condición de la cereza.

Una estrategia, y probablemente la última para la regulación de carga es el raleo temprano de frutos, siendo una muy buena alternativa para mejorar el calibre y la condición de la cereza. Este raleo de frutos se recomienda realizarlo cuando el carozo comienza su etapa de endurecimiento, así posee la ventaja de que ya está definido el cuaje del fruto, unos 20 a 25 días después de plena flor (DDPF) aproximadamente.

Para que el raleo de frutos sea efectivo tiene que terminar como mucho 30 a 35 días después de plena flor que es donde fisiológicamente finaliza el proceso de división de células del fruto.

“Es una tarea un tanto subjetiva, no hay un cálculo que se pueda estimar para eliminar o para tomar la decisión de eliminar un % de fruta de la planta. Hay un tiempo súper limitado para hacerlo y si bien se puede realizar hasta 30 días después de plena flor, los primeros 15 días después de plena flor no hay una expresión tan clara de lo que es la cuaja, por lo tanto, unos 15 o 20 días después de plena flor recién se puede evaluar la cuaja y técnicamente el de esta labor son 10 días después, entonces también hay la presión de tiempo que no permite tener tanta holgura” señaló Carlos Tapia, Director Avium SpA.

Tanto el raleo de flores como el raleo de frutos son tareas muy demandantes de mano de obra, se estima que, dependiendo el tipo de huerto, se podrían considerar unas 70 jornadas por hectárea para esta labor versus 40 o 50 jornadas por hectáreas del raleo de yemas y en función de estos tres tipos de ajuste de carga.

En el caso del raleo de frutos cuánto más tarde se realice la faena menos efecto hay sobre las características final de la fruta y menos efectos hay sobre las características vegetativas de la planta, sin embargo, estudios en Chile reconoce que cualquiera de estos tratamientos llevados de buena forma y en base a una técnica es efectiva frente a un tratamiento testigo sin regulación de carga.

Un trabajo realizado por María Dolores Raffo y Tadeo Ballivian, publicado por la Revista Fruticultura & Diversificación Nº 48. EEA Alto Valle en Argentina, en base a una investigación realizada el año 2005 sobre los resultados de un ensayo de raleo temprano de frutos en las variedades Lapins y Sweetheart, dio a conocer que al evaluar la distribución de calibres dentro de cada tratamiento y variedad se pudo observar que el raleo logró aumentar el porcentaje de fruta de las categorías Jumbo (26, 1 a 28 mm) y Premium (mayor a 28,1 mm). En los árboles raleados se obtuvo un 74% de la fruta dentro de las categorías Jumbo y Premium, mientras que en control sólo el 36% de la fruta entró en dichas categorías. Siendo la variedad Lapins la cual tuvo mejores resultados que Sweetheart, que se pude dar porqué ésta tiene un calibre menor a Lapins.

La investigación concluyó que el 94% de la fruta raleada de la variedad Lapins presentó tamaños exportables (mayores a 24 mm), mientras que en el control la proporción de fruta exportable fue del 76%. En cuanto a la variedad Sweetheart, las proporciones fueron del 91% para el tratamiento de raleo y del 84% para el control.

Por su parte entre los múltiples estudios realizados en Chile se ha reconocido que si bien los raleos más tempranos en el caso de las yemas y en flor son más efectivos para la mejora de calibre siempre el raleo de frutos terminando previo a 35 DDPF tiene un efecto positivo con respecto al testigo sin regulación de carga.

Sin embargo, ante alguna eventualidad de deficiencia en los manejos de regulación de carga siempre es recomendable intervenir la planta eliminando la fruta en exceso, aunque sea una decisión eventualmente tardía en la temporada.

“El calibre y la condición final del fruto esta dado principalmente por buscar una óptima relación hoja/fruto reconocida en el mundo científico internacional como 3-4 hojas por fruto (200 cm2/fruto). Si la decisión de descargar fruta de la planta es tardía siempre tiene un beneficio llevarla a cabo ya que la única forma de mejorar esta relación hoja/fruto es eliminando la fruta excedente.

Quizás esta operación no tendrá una gran repercusión en el tamaño final de la fruta, pero si será positiva en la distribución de azúcares y nutrientes mejorando algunos indicadores nutricionales y °Brix y contenido interno de materia seca” agregó el experto.

Referencias bibliográficas.

  • Carlos Tapia-Comunicación personal.  
  • Importancia de regularizar la carga frutal- Agronomía y Forestal UC-Marlenne Araya-Paula Wedeles.  
  • Regulación de la carga frutal en cerezo: una práctica que permite aumentar los volúmenes de exportación- Fructificación y diversificación-Dolores Raffo-Tadeo Ballivian.  
Compartir

Noticias Relacionadas

La feria comercial líder para el negocio de productos frescos publica las últimas cifras del mercado europeo en asociación con Agrarmarkt Informations-Gesellschaft (AMI) y
La feria comercial líder para el negocio de productos frescos publica las últimas cifras del
Compartir

Otras noticias

¿Cuántas hectáreas plantadas de cerezas hay en Chile? Es una pregunta recurrente y que hasta hace poco no se podía responder basándose en cifras
¿Cuántas hectáreas plantadas de cerezas hay en Chile? Es una pregunta recurrente y que hasta