Cerezas en Ovalle: El privilegio y los riesgos de llegar primero a destino

Cerezas en Ovalle: El privilegio y los riesgos de llegar primero a destino

Cada año, en el mes de octubre, comienza la cosecha de cerezas de Ovalle. Conversamos con Jorge Astudillo, Ingeniero Agrónomo y quien lleva varios años a cargo de una de las más importantes empresas productoras del fruto rojo en la zona. ¿Cuáles son los pro y los contra de producir en este sector de Chile? Los desafíos y el privilegio de convertirse en los primores de la temporada en China y otros interesantes datos, en la siguiente nota.

Corre la semana 42 del año y en Ovalle comienza la cuenta regresiva; en pocos días deberían comenzar la cosecha de la variedad Brooks. Es la cereza más al norte que produce Chile y la primera en ser cosechada y enviada a China, nuestro principal mercado con un 88.1% del total de las exportaciones de cerezas en la reciente temporada 2021-22.

“Se ha hecho un primer catastro junto con Inia de los últimos huertos plantados y estamos cerca de las 300 hectáreas plantadas y en carpeta deben haber una cantidad importante 100- 200 más; pensando que hace 3-4 años eran solo 13 hectáreas y a partir de ahí se fue replicando algunos con las variedades antiguas y otras con nuevas variedades, para llegar hoy a las 300 hectáreas”, detalló Jorge Astudillo, Ingeniero Agrónomo y Gerente de Producción de Agroindustrial Valle Arriba.

Semana 41, variedad Early Burlat / CAB6P, Fundo Tabalí – Valle Arriba SpA. Limarí Costa, Ovalle.

A juicio del profesional, actualmente se está viviendo un pequeño “boom” de la cereza en Ovalle.

“Así como boom serían las cerezas a nivel nacional, en Ovalle estaba sucediendo que se estaban dando estas señales de que  las cerezas se podían cultivar bajo ciertas condiciones y que podían tener resultados productivos interesantes”, indicó Astudillo, quien señaló además que el huerto en el que trabaja es el más antiguo de la zona: “está plantado en 2002, o sea cumple 20 años, son variedades antiguas, pero que se han ido adaptando al clima, a la condición de nuestra zona finalmente con producciones muy interesante, de hecho en las últimas temporadas no bajamos de las 10 toneladas en promedio, con un peak de producción de 15.000 kilos por hectárea el año pasado”, aseguró.

Ventajas y desventajas 

Fundo Tabalí – Valle Arriba SpA. Limarí Costa, Ovalle.

La empresa Valle Arriba, donde Jorge Astudillo es Gerente de Producción, es la que abre la temporada en el mercado chino y por ende tienen la ventaja de alcanzar muy buenos precios, por tratarse los primores de la temporada. Actualmente trabaja con la exportadora Garcés, sin embargo no descarta nuevos vínculos comerciales a futuro.

“La fruta nuestra es la primera que llega a China, partimos cosechando la semana 42, entre el 15 y 20 de octubre, con la variedad Brooks, enfrentando distintas situaciones, obviamente, porque en ese momento  estamos solos, somos los únicos que estamos cosechando, por lo tanto siempre hemos enfrentado romper el hielo de la exportación”, relató el Gerente de Producción.

Sin embargo, la producción de cerezas en el la cuarta región no está exenta de complicaciones; primero fue la pandemia, luego la crisis logística y la pasada temporada los estrictos controles por virosis, que debieron enfrentar con los primores, sin saber bien cómo serían los protocolos que China había definido endurecer.

“En particular el último año por el tema del virus nos estuvieron vigilando todos los días, prácticamente, porque no había más fruta y el SAG tenía que estar monitoreando y China también tenía también, al momento de recibir esa fruta, monitoreaba permanentemente y gracias a que no tenemos el virus presente en el huerto pudimos pasar de buena forma, todos los embarques aéreo llegaron sin problema al mercado chino”, destacó Astudillo.

La temporada pasada (2021-22) también comenzó a fines de octubre, llegando a China el primer envío de cerezas desde nuestro país en noviembre, alcanzando un precio promedio de USD 34/kg, llegando incluso a un peak de $58/kg, una de las grandes ventajas de la producción de cerezas en Ovalle. Sin embargo, para el Gerente de Producción de  Agroindustrial Valle Arriba, Jorge Astudillo, existen tres brechas productivas que deben resolverse; la primera de ellas el tema varietal.

“Hubo productores que salieron a buscar plantas, variedades, a viveros a la zona centro sur y trajeron lo que encontraron y eso ha sido un tema; variedades como Lapins y Santina fueron parte también de esta superficie que se empezó a cultivar, con otros requerimientos de frío y otra fechas de salidas de cosecha y ahí también hay un tema, porque las variedades son claves para poder funcionar en el norte. Después hubo una tercera etapa, donde la gente empezó a preocuparse por las variedades y trajeron Frisco, Sweet Ariana, que se están plantando ahora y obviamente hay que probar; entiendo que Frisco ya hay una experiencia de fruta del año pasado y estuvo bastante bien, con fechas relativamente aceptables para zonas tempranas, considerar que para que seamos primores tenemos que salir antes de la semana 46, que es todo lo que se va en avión y entiendo que Frisco salió justo en esa fecha teniendo buenos retornos igual, fue la primera Frisco que se cosechaba en el país y tuvo un valor interesante. Hoy los nuevos proyectos están siendo una mixtura entre  las variedades antiguas, Brooks que está funcionando bien, y estas nuevas variedades, pero queda un tema muy importante para los viveros de desarrollar plantas para el norte considerando la demanda que está cada vez siendo más atractiva”, explicó Astudillo.

La segunda brecha, a juicio del Ingeniero Agrónomo y Gerente de Producción de Agroindustrial Valle Arriba, son los manejos agronómicos, como tal, en el norte, en relación a lo  que se realiza en la zona central y sur de Chile. 

“En el norte normalmente los otoños no se marcan, tenemos “veroños”, entonces pasamos de temperaturas altas hasta junio y ahí recién se marca el otoño o el invierno, entonces nos vemos obligados a que la planta entre en receso de forma forzada, lo mismo cuando queremos romper dormancia, lo hacemos a principios de julio, los primeros 15 días de julio, y luego nos encontramos con floración en pleno invierno, floraciones en agosto cuando están aún las temperaturas bajas; obviamente ahí hay que establecer ciertos apoyos, conocer bien la zona en la que se va a trabajar, entonces el manejo agronómico en ese momento se hace fundamental. Luego viene una carrera muy corta, entre la floración y la cosecha son 60 días, suceden todos los procesos de forma muy rápida, no tenemos condiciones de humedad relativa alta o lluvias habitualmente, por lo tanto tenemos menos tiempo para hacer las aplicaciones y eso también, a diferencia del sur, permite rebajar costos y eso es muy positivo. Las cosechas obviamente necesitan generar todo lo necesario dentro del manejo para poder salir temprano y de forma concentrada, no vale mucho si tenemos un huerto precioso, con una buena carga, si lo vamos a cosechar después de la semana 46. Todos los esfuerzos tienen que apuntar a esa semana, por lo tanto todos los manejos que hacemos en campo tienen un objetivo más bien comercial, todo lo que hagamos en el huerto tiene que apuntar a salir en cierta fecha, con cierta característica de la fruta, entendiendo que nuestra fruta va en avión, no necesita tantas piernas como la que va en barco, por lo tanto respetar las condiciones y características de la fruta en términos de color, calibre adecuado, etc.”, detalló el profesional.

La tercera y última brecha, está ligadas a las dos anteriores y tiene que ver con el aporte tecnológico en la producción de cerezas. 

“Cuando las dos primeras brechas no andan muy bien, cuando no tenemos variedades adecuadas o las zonas plantadas no entregan todas las condiciones para que el cerezo se de y el manejo se hace dificultoso (…) y no somos capaces de conseguir estas cosechas tempranas, ya vienen los apoyos tecnológicos para poder resolver esta tercera brecha y ahí entran controladores de heladas cuando estamos en agosto en floración, en brotación a fines de julio, entonces obviamente necesitamos asegurar que lo que esté sucediendo ahí tenga una condición adecuada, o al revés, que tengamos que aumentar la humedad relativa en floración, también puede suceder, acá en el norte podemos tener un par de días sobre 30 grados y ha sucedido; hace un par de años tuvimos una condición en agosto, en plena flor, de temperaturas altas, con humedad relativa muy baja, menos del 10%, generando una catástrofe en el huerto con cuajas muy bajas. (Por otra parte) el uso de mallas o cortinas que generan efectos de dormancia profunda, hoy también se está hablando de macrotúneles o viveros que también podrían acelerar ciertos procesos, entonces esa es la parte tecnológica que podríamos sumar; un ejemplo que ocupamos en Valle Arriba son los láseres para control de pájaros, también son respuesta tecnológicas que podemos utilizar, y resolviendo estas tres brechas el resultado debería ser siempre positivo”, advirtió Jorge Astudillo. 

De Año Nuevo Chino y otras preocupaciones…

Semana 34. Inicio de cuaja, caída de pétalos. Valle Arriba SpA. Fundo Tabalí, Ovalle.

Mientras gran parte de la industria cerecera nacional está preocupada por el Año Nuevo Chino, que este 2023 se celebrará 10 días antes que en 2022, lo que acorta significativamente los plazos para alcanzar a llegar antes de esta importante festividad a China, en Ovalle no existe preocupación alguna al respecto. Sus desafíos son otros. 

“Para mi el Año Nuevo Chino nunca ha sido tema; desde que estoy trabajando en cerezas acá en el norte, mi experiencia previa es en olivicultura (…) entonces cuando vine a la industria de la cereza no traía prejuicios, fue aprender todo desde cero. Uno de los paradigmas que se ha manejado siempre en la industria es en Año Nuevo Chino, nosotros vamos un mes antes, un mes y medio antes,  entonces no es tema, porque la demanda que hay en el momento en que estamos nosotros es total, porque no existen cerezas en el mundo cuando nosotros estamos partiendo las cosechas en Ovalle y esoo claramente tiene una ventaja competitiva fundamental”, reflexionó Astudillo.

Si bien este año se presentó un agosto muy frío, lo que hizo pensar que se atrasaría la fenología, el mejoramiento de las condiciones ambientales permitió que los huertos entraran en su ciclo de desarrollo y retomaran rápidamente el crecimiento y todo lo que implica salir temprano.

“Nosotros aplicamos Cianamida los primeros quince días, algunos huertos se atrasaron un poco y llegaron al 20 por la lluvias que tuvimos en julio, y la plena flor se logró entre el 20 de agosto y los primeros días de septiembre”, detalló el Gerente de Producción de Agroindustrial Valle Arriba.

Comenzando la semana 42 es posible apreciar en los huertos de Ovalle fruta prácticamente lista para ser cosechada. Los productores de esta zona esperan que sea una temporada tranquila y que los lineamientos de China estén claros. 

“Hasta ahora sólo hemos recibido los lineamientos del SAG para el tema de virus, y de China,  en referencia a lo que fue el año pasado, no hay nueva información; esperemos que también, así como el año pasado tuvimos ciclos de entrega de fruta sin inconvenientes, que podamos repetir de la misma forma esta temporada. En general, hasta ahora estos últimos 4-5 años que le hemos mandado fruta a China, la demanda ha sido permanente, la calidad de la fruta también se mantiene bastante bien, no se proyectan lluvias en época de cosecha, por lo tanto debiésemos tener una cosecha normal, tranquila”, explicó Jorge Astudillo.

Semana 41, variedad Early Burlat / CAB6P, Fundo Tabalí – Valle Arriba SpA. Limarí Costa, Ovalle.

La cosecha en Ovalle se concentra entre la semana 42 y la 45-46: “La primera variedad es Brooks, estamos dos semanas full con ellas, y la otra variedad es Tulare que va ser reemplazada por Glen Red, una variedad polinizante que anda bastante bien, un predio vecino la probó y mejora mucho la sincronización y los porcentajes de cuaja con Brooks; nosotros con Brooks, si bien es una variedad que va en retirada, muy sensible a partiduras, con rendimientos medios a altos, ha tenido una muy buena adaptación en esta zona por los bajos requerimientos de horas fríos en Ovalle; en nuestro huerto hemos manejado el tema de la dormancia con muy pocas horas de frío, con menos de 200 horas de fríos para la variedad, pero hay otros sectores más al interior donde se puede llegar a 400-500 horas de frío que no sería problema para otras variedades, pero en particular en la zona que estoy yo el frío no ha sido tema con los rompedores de dormancia y las estrategias que estamos ocupando”, señaló Astudillo.

El Gerente de Producción de Agroindustrial Valle Arriba considera que cada temporada ha sido crucial para comprender y entender lo que es producir cerezas en el norte.

“En la medida que año a año vamos probando nuevos manejos, incorporando nuevos productos, insumos, en términos coloquiales, dentro de la cazuela, esto es una receta que se está formando para los cerezos en el norte; recién ahora llevamos manejando bien todos los timing, pero costó mucho, al principio producíamos cerezas sin hojas, por ejemplo, cuando un año era frío no había expresión vegetativa pero la planta igual florecía y cuajaba, solamente dependía de las reservas de la temporada anterior; y esa es otra ventaja, la postcosecha es muy larga, terminamos la cosecha el 15 de noviembre (…) pueden ser 4 meses, 4 meses y medio de postcosecha lo que nos permite trabajar la planta de muy buena manera para que entre en receso con todas las reservas posibles y así partir una nueva temporada independiente cómo se de la condición invernal”, concluyó Jorge Astudillo.

Ovalle ya está en los descuentos para dar inicio a la cosecha de la temporada 2022-23 y así comienza a correr el reloj para el resto de los huertos de las diferentes zonas del país, que poco a poco se acercan al momento más esperado del año.

Compartir

Noticias Relacionadas

Durante esta temporada la semana 3 fue clave, ya que la celebración de Año Nuevo Chino o festival de la primavera, partió justamente
Durante esta temporada la semana 3 fue clave, ya que la celebración de Año Nuevo Chino o festival de la primavera, partió justamente al final de ésta, el día domingo 22 de enero.
Juan Pablo Grez, Jefe de Operaciones y Logística de XSur, y Javier Rodríguez, Agrónomo productores XSur, se encuentran en China; como se dice popularmente
Juan Pablo Grez, Jefe de Operaciones y Logística de XSur, y Javier Rodríguez, Agrónomo productores XSur, se encuentran en China; como se dice popularmente "donde las papas queman". Integran la exportadora XSur, ubicada en la ciudad de Curicó, y el pasado 7 de enero llegaron a la ciudad de Guangzhou.
Compartir

Otras noticias

Juan Pablo Grez, Jefe de Operaciones y Logística de XSur, y Javier Rodríguez, Agrónomo productores XSur, se encuentran en China; como se dice popularmente
Juan Pablo Grez, Jefe de Operaciones y Logística de XSur, y Javier Rodríguez, Agrónomo productores XSur, se encuentran en China; como se dice popularmente "donde las papas queman". Integran la exportadora XSur, ubicada en la ciudad de Curicó, y el pasado 7 de enero llegaron a la ciudad de Guangzhou.
UPL te invita a revisar el boletín correspondiente al mes de enero de 2023; el documento fue elaborado por María Fernanda Illanes, Crop Leader
UPL te invita a revisar el boletín correspondiente al mes de enero de 2023; el