Calosphaeria pulchella, un patógeno que llegó para quedarse

Calosphaeria pulchella, un patógeno que llegó para quedarse

Por: Héctor García, Co-Fundador y Gerente Gral. Laboratorios Diagnofruit Ltda, Miembro SOCHIFIT.

Durante la temporada 2019-20, luego de análisis de plantas sintomáticas de cerezo de diversas variedades, se hizo pública la mala noticia de la detección del hongo Calosphaeria pulchella, causando muerte regresiva y cáncer en esta especie frutal. La publicación realizada por el grupo de trabajo de la Universidad de Chile encabezado por el Dr. Jaime Auger en enero de 2021, terminó por oficializar este hallazgo, encendiendo las alarmas para una industria en sostenido crecimiento, donde un nuevo patógeno puede comprometer fácilmente la sostenibilidad de este preciado cultivo.

El Hongo

Calosphaeria pulchella es un hongo perteneciente a la división Ascomycota, clase Sordariomycetes y orden Calosphaeriales; describo con particular interés estos datos de clasificación, porque otro hongo que nos genera problemas similares como lo es Cytospora, comparte misma taxonomía hasta el nivel de clase, lo que de alguna manera los conecta, podríamos hablar de que son “primos”. Situación muy distinta es lo que ocurre con otro hongo que se suele mencionar frecuentemente como causante de muerte de plantas de diversas especies frutales, Chondrostereum purpureum, conocido por ser causante de la enfermedad denominada plateado, este último pertenece a la división Basidiomycota, lo que resulta en un hongo con características muy distintas a los dos primeros, derechamente sería un pariente lejano.

En placa utilizando medios agar papa dextrosa (APD) observamos un hongo muy peculiar, de micelio de color rosado a violáceo, tonos que de alguna forma también podemos advertir en madera invadida por el patógeno.

Colonia de Calosphaeria pulchella en medio de cultivo para hongos (APD).

Sintomatología

Síntomas característicos de esta enfermedad en cerezos dulces, incluyen la muerte regresiva de la rama y del eje principal, así como cancros en madera y necrosis vascular (Fotos Portada, 2 y 3). En general, los cancros, a partir de una herida, se inician alrededor de la médula y se desarrollan progresivamente en el xilema, el cámbium, el floema y los tejidos corticales.

En las últimas etapas de la infección, los cancros se notan en las ramas y troncos más viejos del eje o tronco principal, y generalmente se asocian con síntomas de muerte regresiva las ramas y se observa una abundante desecación de las hojas.

Calosphaeria pulchella puede producir grupos circinados de peritecios debajo de la periderma de ramas y troncos infectados.

La gravedad de la enfermedad es alta, la pérdida de plantas puede generar la improductividad parcial o total del cuartel a medida que esta avanza temporada tras temporada.

Corte de rama infectada por C. pulchella, avance desde la médula hacia el xilema y protección hacia el eje principal.

«Control«

Tal como señala el subtítulo, hablamos de control entre comillas, porque en estricto rigor, bajo los conocimientos actuales, el control exitoso de la enfermedad en una planta infectada es muy poco probable.

Entonces, todo lo relacionado a manejo, debe apuntar a la prevención. Partir con plantas sanas (certificadas o diagnosticadas para esta y otras enfermedades) es probablemente el primer gran paso. Diagnosticar de forma efectiva y temprana (Cytospora, Pseudomonas entre otros patógenos, comparten sintomatología con Calosphaeria), eliminar plantas enfermas, controlar el estrés, apuntar al equilibrio de las plantas (evitar el exceso de nitrógeno) son medidas que asoman como las más relevantes para mantener nuestros huertos sanos. Eliminar restos de poda o de “cirugías” de limpieza, es fundamental para disminuir la diseminación de este patógeno, ya que a partir de este material Calosphaeria genera sus estructuras reproductivas que lanzan millones de esporas cuando las condiciones de humedad y temperatura son favorables, que de preferencia se dan en primavera y otoño, aunque se pueden dar en todo el año.

Un estudio realizado en España nos responde una eterna pregunta ¿las herramientas de poda pueden diseminar la enfermedad? La investigación publicada en 2018, señala que la poda con tijeras no desinfectadas aumentó la incidencia y la gravedad de la enfermedad, en comparación con el uso de tijeras desinfectadas. Los resultados de los diversos tratamientos fueron consistentes tanto para la poda de invierno como para la de verano. De forma textual, estos hallazgos confirmarían que: “se recomienda la desinfección frecuente de las herramientas de poda para el manejo efectivo del cancro causado por
Calosphaeria
”.

Una estrategia muy valiosa, pero que en general los productores no le toman el peso, es el mapeo del
huerto con el fin de establecer el avance de la enfermedad a través del tiempo; esta la única forma de saber si el patógeno nos está doblando la mano o aparece solo de forma esporádica y errática, lo que significaría que mis manejos preventivos estarían funcionando.

Cancro en rama causado C. pulchella, en árbol con un estado avanzado de la enfermedad.

Investigaciones sobre poblaciones chilenas de Calosphaeria

En Diagnofruit en el año 2020, realizamos estudios sobre aislados chilenos rescatados desde la Región
O’Higgins con el objetivo de establecer sus niveles de sensibilidad hacia diversos fungicidas, pensando en eventuales usos para prevención en momentos críticos, por ejemplo, aspersiones luego de podas. Activos como captan, benomil, piraclostrobin o formulaciones en mezcla como difenoconacol&azoxystrobin, tebuconazol&fluopyram, fueron sometidos a pruebas de sensibilidad in vitro resultaron en EC 50 menores a 0,5 ppm, lo que indicaría niveles altos de sensibilidad en las poblaciones analizadas. En campo, este tipo de hongos, generarían pocos ciclos de vida durante la temporada, por lo que les cuesta más crear resistencia que otros grupos como Botrytis o Alternaria donde los ciclos son muchos en poco tiempo. Sin embargo, esto que parece una buena noticia pierde fuerza, porque la oportunidad de control es un tema aún no dilucidado, por lo que la efectividad de un programa de aplicaciones para Calosphaeria y otros hongos de madera permanece en entredicho.

Pruebas de sensibilidad a fungicidas in-vitro; técnica de crecimiento micelial.

En el último congreso organizado por la Sociedad Chilena de Fitopatología (Libro de Resúmenes), 5 trabajos fueron presentados cuyo centro giraba en torno a Calosphaeria, lo que es evidencia de la importancia del patógeno y la enfermedad asociada no solo en cerezos sino en toda la gama de frutos de carozos que son producidos en Chile.

El primero de estos trabajos, evidenció que formulaciones, en etapa de prototipo, de mezclas de distintas especies de Trichodermas y Bacillus podrían tener efecto biocontrolador sobre el patógeno en ensayos de campo controlados.

Un segundo estudio, fijó su objetivo en determinar la sensibilidad de poblaciones locales de Calosphaeria hacia diversos fungicidas considerando cobre. Se analizó Oxicloruro de Cobre y Sulfato de Cobre, estableciéndose valores de EC 50 promedio de 716 y 583 ppm respectivamente, lo que se podría interpretar como niveles altos, por lo tanto, las poblaciones serían poco sensibles fungicidas cúpricos, al mismo tiempo significa que una estrategia preventiva para control de Pseudomonas no es gran aporte para la prevención de este hongo.

La tercera investigación tuvo por objetivo caracterizar la susceptibilidad de distintas variedades de cerezo hacia Calosphaeria. Dentro de las variedades testeadas, no hubo diferencias significativas en términos de la agresividad de C. pulchella, el avance de la enfermedad fue similar en Santina y Regina; lo que establece un riesgo alto para la sustentabilidad del cultivo en Chile, debido a que estos cultivares son los más plantados en Chile, en conjunto a Lapins.

Un cuarto ensayo trabajó la epidemiología de éste y otros patógenos de madera de cerezos, estudiando patrones de aerobiológicos de los hongos, con el fin de detectar los momentos de máxima liberación de esporas. Al igual que estudios realizados en el extranjero, los máximos niveles de inóculo en el ambiente fueron detectados en periodos lluviosos, lo que ocurrió en la zona estudiada, Ñuble, entre junio y octubre.

Un quinto y último trabajo tuvo por objetivo determinar la prevalencia y patogenicidad en cerezo y duraznero de C. pulchella. Se realizaron colectas en huertos comerciales desde O’Higgins a La Araucanía, desde 2020 a 2022. De todos los aislamientos (n=853), 48% fueron identificados como C. pulchella; 46% en cerezo, 38% en duraznero y 45% en nectarino. Además, todos fueron patogénicos.

En conclusión, cáncer y muerte regresiva causada por Calosphaeria pulchella es una enfermedad que nos debe mantener alerta, su agresividad y difícil control nos llama a continuar la investigación y extremar los cuidados en campo para evitar el contagio de un patógeno que llegó para quedarse.

Compartir

Noticias Relacionadas

Por: Fedefruta “Después de dos años muy malos por el tema logístico que nos ha complicado, como bien todos saben, el balance es muy
Por: Fedefruta “Después de dos años muy malos por el tema logístico que nos ha
Juan Pablo Grez, Jefe de Operaciones y Logística de XSur, y Javier Rodríguez, Agrónomo productores XSur, se encuentran en China; como se dice popularmente
Juan Pablo Grez, Jefe de Operaciones y Logística de XSur, y Javier Rodríguez, Agrónomo productores XSur, se encuentran en China; como se dice popularmente "donde las papas queman". Integran la exportadora XSur, ubicada en la ciudad de Curicó, y el pasado 7 de enero llegaron a la ciudad de Guangzhou.
Compartir

Otras noticias

Juan Pablo Grez, Jefe de Operaciones y Logística de XSur, y Javier Rodríguez, Agrónomo productores XSur, se encuentran en China; como se dice popularmente
Juan Pablo Grez, Jefe de Operaciones y Logística de XSur, y Javier Rodríguez, Agrónomo productores XSur, se encuentran en China; como se dice popularmente "donde las papas queman". Integran la exportadora XSur, ubicada en la ciudad de Curicó, y el pasado 7 de enero llegaron a la ciudad de Guangzhou.
UPL te invita a revisar el boletín correspondiente al mes de enero de 2023; el documento fue elaborado por María Fernanda Illanes, Crop Leader
UPL te invita a revisar el boletín correspondiente al mes de enero de 2023; el