La importancia de las aplicaciones foliares y el impacto en el potencial productivo del cultivo de cerezas

Peulla
Peulla
Peulla
Peulla

La importancia de las aplicaciones foliares y el impacto en el potencial productivo del cultivo de cerezas

Por: Raúl Osorio, Ingeniero Agrónomo, Director Peulla Asesorías y Servicios SPA – Carlos Tapia, Ingeniero Agrónomo, M.Sc., Director Técnico de Avium

La aplicación de plaguicidas y nutrición foliar es una de las prácticas más importantes en la producción hortofrutícola a nivel mundial. En algunos casos representa más del 50% de la maquinaria utilizada en un huerto frutal en una temporada.  Fuente: Jorge Riquelme S. y Patricio Abarca R. Cartilla Divulgativa N° 1 INIA.

Es un consenso general de los principales asesores y productores de Cerezas que “la siguiente temporada de crecimiento y producción del cultivo comienza en postcosecha”.

También es ocasión de una serie de aplicaciones enfocadas a mantener el estatus fisiológico óptimo del cultivo en términos de nutrición, protección de enfermedades, utilización de aplicaciones de especialidad como es el uso de protectores solares y, por otra parte, las aplicaciones para plagas de difícil control como son las arañitas fitófagas, escama de San José y otras plagas presentes en el cultivo.

En cada caso siempre se debe lograr consistentemente una alta eficacia con la cantidad de producto necesaria y a un costo sustentable, intentando generar un mínimo impacto al medio ambiente, a los aplicadores y a los consumidores.

Si se considera un resumen (Cuadro 1) del desarrollo de las aplicaciones foliares en la temporada, se puede detallar con distintos objetivos, en diferentes fechas tomando en cuenta siempre estar dentro de un parámetro de eficiencia de aplicación y control.

Cuadro 1. Costos de un programa foliar estándar para cerezos en producción de la zona central de Chile. Costo de productos y Jornadas hombre (JH) y jornada maquina (JM), respectivamente. Fuente: Carlos Tapia, Raúl Osorio.

Se debe cionsiderar que este resumen no contempla aplicaciones de productos de especialidad como son programas de retención o cuaja de frutos, protección contra lluvia, mejoradores de color, etc. Si contempla el uso de rompedores de dormancia y homogenizadores.
Un programa mucho más completo, en la medida que se justifique técnicamente, podría generar un aumento de alrededor de un 40% de este costo, pudiendo tener programas que superen los USD 3.500 / Ha solo en
uso de productos fitosanitarios y nutrición.

Ante esto, se hace indispensable que en cada caso se sitúe y verifique la real necesidad de realizar programas tan específicos y de alto costo. Si así lo fuera (muchos huertos de alto potencial productivo lo ameritan), lo más importante es poder realizar estas aplicaciones con la mayor eficiencia posible, desde el punto de vista operacional y técnico.

Mantención de equipos atomizadores agrícolas

Es en este momento, por lo tanto, que es necesario desarrollar un protocolo riguroso de inspección de la maquinaria destinada a las aplicaciones de cada una de estas soluciones y realizar la mantención preventiva de la totalidad de los equipos disponibles (atomizadores y tractores). Una vez efectuadas las mantenciones se debe contar con las pautas de calibración precisas y adecuadas a cada situación de huertos según topografía, edad de huerto, sistema de conducción, entre otros.

En artículos anteriores se ha abordado la importancia de cada componente de un equipo atomizador y la mantención preventiva anual y la periodicidad de control, además de los tractores destinados a esta importante labor. En esta ocasión se debe asociar un costo relativo a la mantención de cada uno de ellos. Fuente: Boletín informativo Universidad de Catalunya. Unidad de mecanización agrícola.

Bomba hidráulica: la mantención de este componente hidráulico debe ser realizada una vez por temporada y su inspección permanente, considerando estado de trabajo de la bomba, nivel de aceite y presión del dispositivo de ésta.  En la mantención anual se debe reemplazar o reparar membranas o camisas y pistones, según sea el modelo y sistema hidráulico.  El costo de la mantención preventiva de la bomba hidráulica fluctúa entre los USD 350 – 400 anuales.

Cardán y funda cardánica: la mantención de este componente de seguridad debe ser realizada una vez por temporada y su inspección debe ser permanente considerando el estado de la funda cardánica y que mantenga sus elementos antirrotación (cadenas de sujeción).  El engrase de este componente móvil debe ser realizado diariamente.  El reemplazo de la funda cardánica anual y un eje cardán es de USD 200.

Comando: la mantención de este componente hidráulico debe ser realizada una vez por temporada y su inspección debe ser permanente, considerando estado de la válvula reguladora de presión, distribuidor de salida de aire, apertura de sectores y el manómetro que idealmente sea de escala de lectura de 1 en 1 bar isométrico.  El valor de un comando y manómetro fluctúan entre los USD 200 – 220.

Filtros: la mantención de limpieza de estos componentes debe ser realizada permanentemente y en cada aplicación.  Existen: filtro de boca de llenado, filtro principal o succión, filtros en boquillas y filtros en línea.  El valor del juego de filtros de boca de llenado, filtro de succión y filtro de boquillas fluctúan entre los USD 70 y 75.

Estanque y sus componentes: la mantención de limpieza de este componente hidráulico debe ser realizada permanentemente y después de cada aplicación.  Adicionalmente se recomienda realizar la mantención y limpieza permanente del tapón de vaciado de los estanques.  Un componente del estanque son las mangueras de nivel que deben estar visibles, traslúcidas y con un visor de nivel.  Otro componente del estanque es la o las tapas, las cuales deben estar en perfectas condiciones junto con sus válvulas retenedores de presión; además, deben cerrar con facilidad. Si posee depósito de agua limpia, debe estar en perfectas condiciones con tapa y llave para cumplir su función de elemento de seguridad.  El valor de una tapa de estanque fluctúa entre los USD 35 y 40.

Mal estado.
Buen estado.

Se recomienda desarrollar una pauta de limpieza de estanques con detergentes neutros y/u otros productos especializados.   La limpieza se debe realizar con la mayor periodicidad posible, idealmente 5 cuando ocupamos productos de difícil disolución, y también productos en mezclas.  Si fuera posible por costo y tiempo se debe realizar en cada “tanda” de aplicaciones.  El valor de los productos de limpieza fluctúa entre los USD 10 y 15 por cada vez que se desarrolla la limpieza.  Si sumamos 21 aplicaciones al año, tenemos un costo de USD 210 – 305.

Conducciones y mangueras:  Se debe verificar que las mangueras de conducción no presenten fugas o perforaciones y, por lo tanto, se recomienda siempre mantenerlas conducidas por el chasís de los equipos.  La mantención de limpieza de estos componentes hidráulicos debe ser realizada permanentemente y después de cada aplicación.  Se recomienda desarrollar una pauta de limpieza con detergentes y productos específicos para limpieza al menos 3 veces en la temporada e idealmente 5, cuando ocupamos productos de difícil disolución y también productos en mezclas.  El valor de un cambio de mangueras de conducción fluctúa entre los USD 60-70.

Grupo de aire: la mantención de este componente debe ser una vez en la temporada verificando el buen funcionamiento de la caja multiplicadora en sus posiciones alta, baja y neutra.  Se debe verificar el buen estado de las aspas y su ajuste de ángulo del grupo ventilador.  La rejilla protectora del grupo de aire debe estar permanentemente verificada, ya que es un elemento de seguridad muy importante para los aplicadores.  Si los equipos cuentan con deflectores en el grupo de aire, deben ser verificados permanentemente su buen estado de mantención y posición.  El valor de una mantención preventiva del grupo de aire (aceite para caja multiplicadora, engrase, posibles reparaciones de rejilla protectora), fluctúa entre los USD 65 – 70.

Boquillas: la mantención de estos componentes consiste en verificar permanentemente su limpieza, idealmente antes de cada “tanda” de aplicaciones.  Para verificar el buen funcionamiento de las boquillas se debe chequear el caudal que entregan por minuto y comprobar que sea el indicado por el fabricante a una presión determinada (se recomienda pruebas a 10 bar).  Si el caudal detectado es superior al 10 % del indicado por el fabricante a 10 bar, se debe reemplazar las boquillas con este defecto.  El valor de un cambio de boquillas anuales, suponiendo un total de 16 boquillas, fluctúa entre los USD 70 y 80.

Sistema de agitación: la verificación del buen funcionamiento de este componente hidráulico debe ser realizada permanentemente antes de cada “tanda” de aplicación. El valor de mantención del sistema de agitación puede fluctuar entre los USD 30 – 40.

Servicio de diagnóstico, calibración y certificación de equipos atomizadores agrícolas

Existen un sin número de profesionales dedicados a prestar servicios de calibración de equipos, atomizadores agrícolas que diagnostican los componentes de los equipos atomizadores para realizar las reparaciones, mejoras, limpieza y mantención anual o periódica.  La finalidad de cada uno de ellos es contar con equipos que cumplan con la mayor exactitud las aplicaciones que son necesarias para los cultivos. De esta forma es posible conseguir resultados efectivos y eficientes producto del uso de las distintas soluciones aplicadas a los huertos.

Los valores de los servicios disponibles para tal fin varían entre los USD 200–250.

En resumen, el costo asociado a la mantención preventiva permanente de los equipos atomizadores y un buen servicio de diagnóstico y calibración se presentan en el cuadro 2:

Cuadro 2. Costos de mantención de un equipo atomizador en USD dólar/equipo.  Fuente: Carlos Tapia, Raúl Osorio.

Por último, es posible señalar que un equipo atomizador, con su respectivo tractor, asiste de manera eficiente un rango de 25 a 30 ha; por lo tanto, el costo por há de ítem mantención / há fluctúa entre los USD/ha  53 – 63.  Este costo solo representa un 1.7% de los costos de un programa anual en cerezos.

Conclusiones: Para poder desarrollar los planes de manejo de aplicaciones eficaces y eficientes se debe contar con equipos previamente diagnosticados en todos sus componentes, reparados y reemplazados sus elementos críticos, realizar mantención anual y periódica, limpieza permanente y tener personal altamente capacitado para desarrollar las aplicaciones que se traducirán en el éxito de los cultivos a la cosecha, con el menor impacto al ambiente y las personas.

Compartir
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Noticias Relacionadas

Compartir
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp